Manuel Espino y Kadan Navarro

Manuel Espino:

(Artículo extraído del periódico “Noticias del Mundo”, 24 de Febrero del 2011, página 6, por Arturo Sanchís, enviado especial en Dublín.)
<>
“Las gentes de la localidad de Cork, y toda la sociedad Irlandesa en general, asisten, estupefactos, al descubrimiento de nuevos cadáveres de niños en el jardín trasero que Manuel Espino, famoso co-autor del Best-Seller “Un-Árbol”, alquiló en la ciudad, tras fugarse del centro
psiquiátrico “Los Olmos”, en Toledo (España). Al menos, tres nuevos cuerpos han sido hallados en las últimas horas, pero la angustiosa búsqueda prosigue sin descanso. Las fuerzas de seguridad mantienen meticulosos controles de carretera, y un despliegue policial
“sin precedentes” (en palabras del ministro del interior) intenta detener al peor psicópata de los últimos tiempos. Mientras varias productoras de Hollywood luchan por hacerse con los derechos literarios de la historia, ha trascendido (pese al secreto de sumario decretado por el
juez), que los cadáveres presentaban mutilaciones semejantes a los de los ocho cuerpos anteriores. Concretamente, la amputación de las manos parece ser la “Marca de Fábrica” de Manu, un asesino en serie implacable que rivaliza con Jeffrey Dahmer y Manson.
Desde que el miércoles pasado comenzaron a aparecer los primeros cuerpos, y fue desenterrado el saco que contenía las manos cortadas, la colaboración ciudadana llegó a colapsar la centralita de policía, y se produjo un intento de linchamiento a un sospechoso. El jefe de
policía de Cork, Shannon Ó Hara, emitió anoche un nuevo comunicado pidiendo calma y prudencia, en el que confirmó el contenido de la frase (“Un-Árbol-De-Manos”) que aparecía en la fachada de la casa, escrita con sangre humana. No hay pistas sobre la localización de Manu, y se ha ampliado el círculo de la búsqueda a contrarreloj. Para complicar aún más la situación, han desaparecido dos agentes que formaban parte del dispositivo, cuando rastreaban un bosque situado a varios kilómetros de la zona. A estas horas, no se tienen noticias de su paradero.”

Kadan Navarro:

Querido Adrián:
Hoy he confirmado la enfermedad del ser humano, he
probado, he saboreado de primera mano las repugnantes
entrañas de éste.
Uno de mis experimentos psicológicos ha sido el siguiente:
Sábado, 28 de Noviembre del 2011.
He organizado una gran fiesta intergeneracional: abuelos
con sus pequeños nietos, bocadillos, cóctel y mucho
más…en mi fastuosa fastuosa mansión, y he descubierto,
querido amigo, “La verdadera Naturaleza del ser Humano”.
27 parejas de ancianitos, (de clase alta), todos ellos con
sus nietecitos, han acudido a mi terreno para que juegue
con ellos y he jugado,
claro que sí.
He aterrorizado a los niños, les he violado, les he sacado
los dientes, les he introducido clavos, les he dado
correazos mientras formulaba la Gran Pregunta: ¿Quién
quieres que viva, tus abuelitos o tú?
Ellos han llorado muchísimo y les ha costado transcenderse
debido a su edad y a su recién adquirida teoría de la
mente, sin embargo las <> no han dudado
en su elección y han salvado a sus abuelitos…
¡Qué lástima!
Yo me quería haber entretenido con los ancianitos perversos.
Pregunté a los viejos apuntándoles con mi “Mágnum”, y,
para sorpresa mía, me entregaron a los niños sin parpadear,
lo aceptaron todos, absolutamente todos, y con
una convicción absoluta.
¿Qué pena?
Mira que insistí, les dije que los cocinaría, y que éstos
debían de comerse a sus propios nietecitos, pero les dio
igual, incluso parecían estar animados ante la perversidad
que mi “Amo” me inyecta para los experimentos.
No entiendo cómo el ser humano se aferra tanto a la vida,
solo les quedan entre tres y diez años de vida a los
ancianos, sin embargo, a los niños toda la vida… Los
muy cobardes NO SE CAMBIAN, por lo que es justo.
A la 1.00 am. Serví el café tras la comilona: Niños
asados, paté de niña, vísceras con guarnición, ojos en
salsa, orejas y pliegues de ano al ajillo…
FUE INCREÍBLE.
Ahora, mí querido Adrián, me tengo que ir, te dejo este
diario donde relato todo el horror viviente que he
encontrado en el mapa interior del ser humano.
Me marcho a Irlanda con Manuel Espino, ¡ya sabes!, he
vuelto a tener la jodida pesadilla; <Cerebros>>
Documento extraído del diario personal del Doctor en
Psicología Kadan Navarro, a 11 de Febrero de 2011.
Lugar: “Costa da Morte”, Galicia.