Antonio De Miguel Gavira

Nací en Madrid, en el Barrio de Chamberí, pero pasé mi infancia y primera juventud en Larache y Tetuán, en Marruecos. Ello hace que mi modo de pensar no sea el característico de aquellos que crecieron en España en la Dictadura, en favor o en contra. Diría que eso me dio una mayor amplitud mental. Mis vecinos eran hebreos, la gente que trataba en la calle, en los comercios, eran marroquíes. Debo a un profesor del Colegio del Pilar de Tetuán, el Padre Juan, mi afición a la Literatura.
Volví a Madrid a terminar el bachillerato, en el Instituto San Isidro. En el viejo caserón de la Universidad, en San Bernardo obtuve el Premio Extraordinario, en la Reválida de aquellos tiempos. Estudié medicina en la Complutense y al terminar ingresé en Sanidad Militar, lo que me dio la oportunidad de vivir en Málaga, Cádiz y finalmente Madrid, donde he permanecido hasta jubilarme.
Mi afición a la literatura data de los tiempos de Marruecos. He escrito “más que el Tostado”, artículos, cuentos y un diario. Incluso sonetos.
He publicado docenas de artículos… médicos. Solo al jubilarme del ejercicio de la medicina me planteé escribir y publicar mis novelas. Escribirlas requiere un tiempo que antes no tenía.
Tengo publicadas tres novelas; “Los resurreccionistas”, sobre aquellos hombres que proporcionaban cadáveres para disección a las escuelas de medicina. “Teletusa, una bailarina de Gades” sobre la vida de una bailarina en Hispania en la época de César. “Cristina y sus amoríos” que trata una docena de estudiantes de ICADE en Madrid. Pendiente de publicación, tengo entregado en una editorial un libro de cuentos llamado “¡Yo no lo haría!”.
Otros de mis hobbies son la fotografía y los viajes.
De España he estado en docenas de sitios y he hecho miles de diapositivas. He estado en Edimburgo, localización de mi novela “Verónica y los resurreccionistas”.
También conozco Estados Unidos, Canadá, Argentina, Marruecos y bastantes capitales europeas.

Publicaciones: