J. C. Alzuro López

Nací en Quito (Ecuador) en 1963 en una familia de clase media. Mi padre fue ingeniero y mi madre empleada de un banco. Mi interés por la lectura, en especial por la historia, fue temprano y apoyado por mi abuelo, el escritor y poeta ecuatoriano Emilio Alzuro Espinosa. Crecí y me formé en un entorno católico e intelectual, tanto en la escuela como en la familia. Durante mi juventud en Ecuador, me dediqué, además de mis estudios, al montañismo y me interesé siempre por la verdadera historia de las culturas precolombinas. En 1983, siendo estudiante universitario en Rusia, recibí una invitación para ir a Francia y conocí a mi tío René, quién se convirtió en el protagonista principal de mi novela. Este fue sin duda un personaje muy especial que me introdujo en el mundo de la investigación y de la historia de los templarios.
En el lapso de 15 años, trabajamos juntos en repetidas ocasiones sobre el terreno investigando esos temas. En 1998 falleció René y desde ese momento me alejé de ese ámbito. Sin embargo, el caudal de preguntas y cuestionamientos vinculados a esa investigación y a esos trabajos me inspiraron escribir esta novela.

Durante mi vida profesional, he tenido la oportunidad de viajar a muchos países y de conocer a personajes importantes e interesantes. La política y la cultura me han cautivado siempre y este interés me ha impulsado a introducir en mi novela posturas críticas al sistema político-económico que domina el mundo de hoy. Si bien tengo una formación técnica, el humanismo ha sido siempre parte esencial de mi visión personal.

Publicaciones: